TRANSLATE THIS BLOG - TRADUCE ESTE BLOG

Tus emociones pueden variar el peso corporal



image
Cuando se habla de las causas que originan la obesidad y el sobrepeso se  mencionan  los malos hábitos alimenticios, la comida chatarra y el sedentarismo, entre otras, sin embargo, poco se conoce acerca de los factores psico-emocionales que también contribuyen 
Por Claudia Durán*
Junto a conocer las causas fisiológicas de ganar peso, es necesario hacer una valoración mental para determinar qué situación, problema o emoción presentan las personas de manera individual y que están provocando esa ganancia de peso o que impide perderlo. 
Así como el cuerpo se alimenta de lo que come, la mente se nutre de los pensamientos, la energía y las emociones que se generan en nuestro entorno, razón por la cual muchas de las enfermedades que padecemos se originan en la mente. 
Parte fundamental para que una persona logre llegar y mantener el peso, es el acompañamiento del especialista  a lo largo del proceso de perdida de kilos, para ayudar a encontrar cuáles son los motivos emocionales que propiciaron la ganancia de peso o que impiden perderlo, además de ayudar a concientizar que el aislamiento y la depresión no son una forma de vida y que siempre es tiempo para recuperar el control y volver a disfrutar. 
Para que una persona logre su peso ideal, aunado al tratamiento que decida tomar, comparto los siguientes tips en la alimentación: 
1. Siempre que se vaya a comer hay que hacerlo sentado, lo único que se debe ingerir de pie es agua, ya que el estómago y el cerebro no registran saciedad y la persona    sigue comiendo. 
2. Siempre hay que ingerir el siguiente bocado cuando ya se haya deglutido el que se tiene en la boca y éste se encuentre en el estómago. 
3. Comer sólo después de 4 horas de haber ingerido alimentos ya que es el tiempo aproximado en que el estómago ya ha realizado la digestión. Como recomendación, antes de comer hay que poner la mano en el estómago y sentir si realmente tiene hambre, debemos saber escuchar a nuestro organismo y no comer sólo por impulso. 
4. Comer sin televisión, radio, computadoras, música de tensión y sin hablar, debido a que estos distractores hacen que no se concientice cuánta comida se está ingiriendo y se comerá de más al no registrar saciedad. 
Junto a lo anterior, existen métodos, tanto quirúrgicos como no quirúrgicos, que pueden ayudar en el proceso de perder peso y que resultan una excelente opción si las personas ya lo han intentado todo y no han podido recuperar a su "yo perdido". 
Es importante recordar que siempre se debe consultar a médicos especialistas, que brinden la seguridad de que estarán con el paciente en todo el proceso, ya que de esta manera no se pone en riesgo la salud y se podrá lograr el resultado deseado.
* Dra Claudia Durán – Medica Especialista en Nutrición – M.P: 16404 – M.N:7356








COMPARTELO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Plantas que Curan