TRANSLATE THIS BLOG - TRADUCE ESTE BLOG

Acelga


Esta hortiliza goza de numerosas aplicaciones medicinales y alimenticias, por ser emoliente, refrescante, digestiva, diurética, diaforética y nutritiva.
Se emplea con éxito la decocción de las hojas en las inflamaciones de la vejiga y contra el estreñimiento.Igualmente presta valiosos servicios en las hemorroides y en las enfermedades de la piel.
La acelga en ensalada con zumo de limón, sirve para fortalecer el estómago y vigoriza el cerebro, asi como para desinflamar los nervios.
Contra los cálculos biliares se tomará en ayunas un vaso de zumo de acelga con zumo de berro en partes iguales.
Como laxante en casos de estreñimiento pertinaz, se tomará el zumo de acelga, la cantidad de medio vaso, más una cucharada de aceite de olivas.
Además la acelga es benéfica en las siguientes enfermedades
inflamaciones de los riñones, uretra y pelvis renal, trastornos del higado e inflamaciones de la vesicula biliar, cólicos hepáticos y nefriticos, gota, reumatismo, diabetes, enfermedades de piel como eczemas, úlceras, llagas, etc., hermorragias de los intetinos, inflamaciones del duodeno, enterocolitis, asma, supresión de la orina, emisión dificil o dolorosa de la orina, vómitos de sangre, etc.
Para todos estos casos, se usará la acelga en forma de ensalada o cocida a vapor, o mejor aún, se tomará el zumo crudo.
El cocimiento de las raices es magnifico para las enfermedades del higado, para esto se tomará por tacitas.
Los frutos tostados a manera de café y reducidos a polvo, se tomará la cantidad de una cucharada en una taza de infusión de llantén o en una copa de vina áspero, contra la disenteria, hemorragias uterinas y emisiones abundantes de orina.
Valor nutritivo
Aporta mayoritariamente agua y cantidades mucho menores de hidratos de carbono y proteínas, por lo que resulta poco energética, aunque constituye un alimento rico en vitaminas, sales minerales y fibra. Tras la espinaca, es la verdura más rica en calcio, además de cantidades nada despreciables de magnesio. En cuanto a vitaminas, destaca la presencia de folatos, vitamina C y betacaroteno o provitamina A (el organismo la transforma en vitamina A a medida que la necesita). La acelga cruda contiene mucha más vitamina C que la cocida, por lo que en ensalada constituye una buena fuente de esta vitamina.
Las hojas verdes más externas son más vitaminadas (hasta 50 veces más en el caso de los betacarotenos)
Uso de la acelga.
La acelga se emplea en las escoriaciones y en general en las inflamaciones de la piel.
En cataplasma se utiliza la acelga contra el zaratá (endurecimiento o cáncer del pecho), hemorroides, úlceras, heridas, llagas.
Contra el reumatismo se usará cataplasma de las hojas frescas de acelga y apio, aplicadas varias veces al dia.
En enemas se utiliza la acelga en cocimiento, especialmente las hojas para combatir los catarros del cólon y alivar los pujos en las diarreas anguinolientas. Asimismo es magnifico este enema en los estados febriles, particularmente en la tifoidea, pero si se desea obener una acción más enérgica se hará hervir la raiz bien triturada con un poco de manzanilla y corteza de malva
En la cocina
El sabor de las acelgas es similar al de las espinacas, aunque algo más suave. Las hojas verdes y finas requieren menos de la mitad del tiempo de cocción que las pencas blancas; por lo que es mejor separar previamente dichas partes, y de esta manera se evita que las hojas queden demasiado blandas por exceso de tiempo de cocción.
Las hojas tiernas se pueden tomar crudas en ensalada. Si son ya viejas, es mejor consumirlas sin los tallos y nervios, ya que aportan un sabor amargo. Así mismo, cuando su nervadura es muy acusada, se utiliza preferentemente la penca, que puede prepararse rellena o rebozada.
Criterios de calidad en la compra y conservación: Disponemos de acelgas en el mercado durante todo el año, aunque la mejor época para su consumo va desde finales de otoño a principios de primavera.
A la hora de comprarlas, los ejemplares de mayor calidad son aquellos con hojas tersas, brillantes y de color verde uniforme (sin manchas), con pencas duras y de color blanco. Si las hojas son muy grandes y arrugadas, quiere decir que ya han florecido o están a punto de hacerlo, y esto hace que sus pencas desarrollen un sabor muy amargo.
Si se compran frescas y se desean congelar, se han de escaldar previamente durante 2-3 minutos en agua hirviendo y posteriormente se congelan.
Es una verdura muy perecedera, por lo que conviene consumirlas en el menor periodo de tiempo. Si la guardamos en el verdulero de la nevera, se conserva unos días más
COMPARTELO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Plantas que Curan

Motivación Humana

Negocios por Internet